Cuando un amor no es mutuo, duele

sábado, 14 de agosto de 2010

Adios.

Odio tu nombre, odio tu ignorancia, odio tu inmadurez, odio la manera en que me mirabas, odio recordar tus besos, odio recordar tu sonrisa, odio el modo en que me abrazabas y me hacías creer que todo estaría bien.
Si tan solo supieras, que no puedo odiarte, que te amo con lo más profundo de mi corazón. Que estoy enamorada y que sin vos no puedo seguir.
Si tan solo lo supieras, me harías un bien. No pido que me entiendas, no pido que me tengas pena o lastima, solo pido que lo sepas.
Me molesta tu ingratitud, tu desinterés, tu ego. 'Sos tan espectacular que no podes ser mío nada más'. Pensar que esa frase tenía razón.
Ahora sos de ella. Me quitó lo que más quería, lo que más necesitaba.
No voy seguir despreciándome, voy a demostrarte que vos ya no sos nada en mi vida, que puedo seguir adelante.
Buena suerte y hasta luego.

1 comentario:

Mati Destinado dijo...

"Y nunca más la volveré a ver, o tal vez sea en algun tiempo..."

No odies, es la peor manera de olvidar.

Todo lo que necesitás es amor!
All you need is love!

=)

Un saludo grande!

Mati.